Posted in Grandes voces with tags , , , , , , , , , , on junio 28, 2013 by Coito ergo sum

Rayuela – Julio Cortázar

Rayuela-Julio-Cortázar

“¿Encontraría a la Maga?”, con esta pregunta se inicia la novela que hoy cumple 50 años de publicada: Rayuela, genial novela del extraordinario escritor Julio Cortázar. Un libro de amor y desamor, de encuentros y desencuentros, lúdico y solemne, un libro de búsqueda y recorrido.

Este libro ha influenciado a generaciones enteras con su manera de trabajar el lenguaje, con su poesía y la forma cómo Cortázar encuentra en lo cotidiano, o mejor dicho detrás de él, ese otro mundo invisible normalmente, pero que guarda una gran poética. De forma particular, este libro, y más aún el autor con toda su obra, ha influenciado en mí de manera sustancial, convirtiéndose en uno de los autores al cual vuelvo constantemente, como un hijo que busca el consejo del padre, como un gato que busca el calor del mentor. Y así ha sido desde que empecé a escribir. Y así será siempre. Porque Cortázar tiene una mágica forma de hipnotizar con cada palabra, de atrapar al lector con cada línea que va disgregando. Y ni qué decir de aquellos audios en los que podemos disfrutar de algún capítulo de Rayuela leídos por él mismo. Es simplemente cautivante escucharlo.

Rayuela es una novela fascinante, que te invita explorar mediante el juego desde el inicio mismo del libro, aceptando el carácter lúdico que nos presenta Cortázar e invitándonos (o desafiándonos) a sumergirnos en ese mundo donde, finalmente, la lógica depende solo de nuestro libre albedrío. Así, Cortázar nos entrega una “tabla de dirección” para emprender la lectura, la cual podemos optar por seguir o bien no; ya que: “A su manera este libro es muchos libros…”.

la-foto

Uno de los capítulos más bellos de la novela es el 7. Comparto con ustedes un audio del mismo autor leyendo dicho capítulo: Rayuela – Capítulo 7.

Capítulo 7

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

Julio Cortázar tiene memorables entrevistas. La más conocida es la que le realizó Joaquín Soler en el programa A Fondo, en 1977, en donde el autor habla de su vida y su obra, dejándonos varios comentarios que son, cada uno, joyas memorables. Aquí comparto con ustedes un fragmento en donde habla, precisamente, sobre Rayuela.

A propósito de los 50 años de la publicación de Rayuela, el crítico literario Ricardo Gonzales Vigil ha escrito un breve artículo titulado “5 razones para leer Rayuela de Cortázar”, publicado en la página de la PUCP, en donde nos da ciertos alcances para ingresar mejor a esta novela: 5 razones para leer Rayuela de Cortázar

Qué mejor manera de celebrar los 50 años de la publicación de esta eterna novela que leyéndola.

Comparto con ustedes algunas entrevistas a Cortázar; ya que escucharlo es aprender y fascinarse.

Entrevista a Cortázar en París

Primera parte de una entrevista a Julio Cortázar en México (1975)

Voy_a_volver_a_leer_Rayuela_y_vuelvo_a_Paris

 

 

Posted in Grandes voces with tags , , , , , , , , , , , , , on marzo 22, 2013 by Coito ergo sum

DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

Imagen1

Hoy, según la Unesco, es el Día de la Poesía (celebrado cada 21 de marzo desde el año 2001). Y qué mejor que celebrarlo que leyendo a tres de los mejores poetas peruanos: Luis Hernández, José Watanabe y Juan Gonzalo Rose. Claro que hay muchos más (Eielson, Varela, Hinostroza, Eguren, Vallejo, Ollé, Verástegui, Calvo, etc., etc.); pero en este caso he escogido tres poemas que me gustan mucho y que han contribuido, de alguna u otra forma, a mi formación como sanmarquino, como persona, como poeta, como escritor… A continuación, los tres poemas de estos geniales poetas.

ABEL (Luis Hernández)

Abel, Abel, qué hiciste de tu hermano,
Di, qué hiciste,
Con el tallo de tu cuerpo siempre pito
Las sandalias lustradas y tus veintes.

No mirabas las ubres de las vacas
Ni el coloquio escondido de tus perros,
Sólo el humo de tu ofrenda que ascendía
Como ascienden las moscas hacia el cielo.

Sin embargo
Yo he visto a tu hermano y lo conozco
Persiguiendo la cólera entre vainas
Entre campos de trigo
Con los sucios vapores de su llanto
Reposando en la tierra

Como pronos cadáveres sin deudos
Dime entonces qué hiciste
Hoy que yace tu hermano tan al este.
Tú que nunca pensaste que para otro
Era duro de roer el Paraíso.

LA PIEDRA ALADA (José Watanabe)

EL pelícano, herido, se alejó del mar
y vino a morir
sobre esta breve piedra del desierto.
Buscó,
durante algunos días, una dignidad
para su postura final:
acabó como el bello movimiento congelado
de una danza.

Su carne todavía agónica
empezó a ser devorada por prolijas alimañas, y sus
huesos
blancos y leves
resbalaron y se dispersaron en la arena.
Extrañamente
en el lomo de la piedra persistió una de sus alas,
sus gelatinosos tendones se secaron
y se adhirieron
a la piedra
como si fuera un cuerpo.

Durante varios días
el viento marino
batió inútilmente el ala, batió sin entender
que podemos imaginar un ave, la más bella,
pero no hacerla volar.

PRIMERA CANCIÓN (Juan Gonzalo Rose)

No he inventado ninguna melodía.

Los que amaron dirán:

“Conozco esta canción…

y me había olvidado de lo hermosa que era…”

Y habrá de parecerles

la primera

canción con que soñaron.

Posted in Sin categoría with tags , , , , , , , , , , , , on agosto 27, 2012 by Coito ergo sum

 CONVOCATORIA PARA EL TERCER NÚMERO DE CONTEXTOS. REVISTA CRÍTICA DE LITERATURA

Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Facultad de Letras y Ciencia Humanas
Departamento de Literatura

CONVOCATORIA
TERCER NÚMERO DE LA REVISTA CRÍTICA DE LITERATURA
CON TEXTOS
Estimados investigadores académicos, reciban nuestro más cordial saludo.
Tenemos el agrado de ponernos en contacto con ustedes para invitarlos a participar del tercer número de la revista CON TEXTOS del Departamento de Literatura de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
En esta ocasión, para la primera sección de nuestra revista, donde rendimos homenaje a un autor representativo de la tradición literaria peruana y latinoamericana, recibiremos textos en torno a la obra de Mario Vargas Llosa. También pueden enviar artículos para la segunda sección, que comprende diversos temas.
La revista CON TEXTOS publica trabajos estrictamente inéditos, vinculados a la crítica literaria. Todos los artículos deben ajustarse a la guía que adjuntamos y deben ser remitidos a la dirección electrónica que indicamos líneas abajo.
El tercer número se editará a fines del mes de octubre. Por esta razón, recibiremos sus colaboraciones hasta el 15 de octubre.
Desde ya agradecemos su valiosa colaboración.
Atentamente,
Antonio González Montes
Mauro Mamani Macedo

Directores
Alex Morillo Sotomayor
Daniel Amayo Magallanes

Comité editorial
Dirección electrónica:
contextosunmsm@gmail.com
mmamanim@gmail.com
PD: se agradece la difusión.

Posted in sum with tags , , , , , , on abril 4, 2011 by Coito ergo sum

XVI Bienal de Cuento “Premio Internacional Copé 2010”


Posted in Grandes voces with tags , , , , , , , , , , , , on agosto 18, 2010 by Coito ergo sum

 JUAN GONZALO ROSE

.

.

EXACTA DIMENSIÓN

Me gustas porque tienes el color de los patios
de las casas tranquilas…

y más precisamente:
me gustas porque tienes el color de los patios
de las casas tranquilas
cuando llega el verano…

Y más precisamente:
me gustas porque tienes el color de los patios
de las casas tranquilas en las tardes de enero
cuando llega el verano…

y más precisamente:
me gustas porque te amo.

.

PRIMERA CANCIÓN

No he inventado ninguna melodía.

Los que amaron dirán:
“Conozco esta canción…
y me había olvidado de lo hermosa que era…”

Y habrá de parecerles
la primera
canción con que soñaron.

.

CUARTA CANCIÓN

Ya me ahogo de cielo.

Mi corazón se inclina
y las islas no llegan.

Dame tu mano entonces:
quiero morir tocando
el extremo más dulce de la tierra…

.

GEOGRAFÍA IMPLACABLE

Mi corazón limita con el mar,
por las noches;
con tu amor,
por mi cuerpo.
Entre islas fragantes y tus manos pequeñas
mi distancia se extiende.
A veces en los vientos marineros me pierdo,
a veces en los actos de tu vida
me encuentro.
A veces yo confundo tus brazos en la sombra
como un blanco archipiélago,
a veces en tus ojos diviso el mar abierto.
Si me ausento no vayan
a las altas montañas:
buscadme entre las algas de la mar más cercana,
o en los bosques de sombra que derrama su pelo.
Si me muero, buscadme
en las altas montañas.
Cual un ave sombría
me hallaréis en la nieve
largamente dormido,
sin saber si me han muerto de la mar las nostalgias,
o la gran marejada que desata su olvido.

Posted in coito with tags , , on septiembre 6, 2008 by Coito ergo sum

                                 

 

correr-correr-correr

y subir las escaleras

hasta el borde último del recuerdo

la última culpa

el inicio del eterno grito

 

un paso

hacia el salto

alto

bajo

 

caer-caer-caer

empapado de cristales rotos

caracoles

hormigas de papel picado

 

como fotografías

asomarme a tus ojos

antes del inicio

y la insania

de morderme los pies

esperando tus respuestas

 

las nubes

la niebla

mis párpados

mis brazos

 

la lluvia dibujando una ventana

el viento arrancando mi piel

tu mirada consumiéndome

la angustia de una película de vidrio

y aluminio

 

y el golpe

 

sobre tus muslos

siempre contra tus pechos

con el estático dolor

del silencio colgando en mi oído

Posted in la rosa with tags , , , , , , , , , , , on septiembre 5, 2008 by Coito ergo sum

           

                  

A Karla

mi hermosa gaviota

                         

He aquí el cuerpo de la rosa verdadera

Martín Adán

  

I

La rosa primordial

la de tus ojos

que aletean

con ritmo de gaviota

y estrella

en pasillos de arena

donde las letras

solo forman tu nombre

y el primer impacto de tu mirada

suena como aquel clavecín

que susurra la melodía barroca

iniciada en la explosión

bajo tus párpados

 

 

II

La rosa en tus mejillas

tiene pétalos transparentes

y piano nocturno

que se agita

bajo mis dedos

expandiéndose

hasta cubrir

todo tu cuerpo

el cielo con estrellas de neón

el universo

 

 

III

Tus labios

la rosa sensual

de pincel con acuarela naranja

y rayo fulminante

en el centro de mi pecho

 

fuegos artificiales

en el pétalo enrollado de tu lengua

bomba arco iris

tu beso

lleno de rocío

y espuma de mar

 

 

IV

Tu voz

la rosa de pétalos infinitos

que palpitan en tu garganta

bajo tus pechos

hipnotizando

mis dedos de cera encendida

y disuelta

cuando el profundo canto

nace de tu ombligo

bajo el beso sin tiempo

en el instante de la

próxima caricia

 

 

V

La rosa de tu cabello

es una eterna lluvia

sobre el musgo fresco de tus hombros

que humedece

el rápido temblor

de la entrega

al calor del cubo naranja

al sol de crayolas enormes

a la sensación de las gotas

sobre nuestra piel 

 

 

VI

Me extiendo

sobre las rosas de tus pechos

abiertos

amaneciendo

entre aquella suavidad

impronunciable

de pétalos comprimidos

en los extremos de tu piel

y rompiendo

entera

la naturaleza más dulce

reposada en el centro

de las dos rosas

que atrapan el mundo

mientras florecen

entre los dientes

con mi lengua de aspersor

manteniendo la humedad

de tus pequeños pétalos oscuros

    

      

VII

Todas las noches

a cinco centímetros de

de las estrella mayor

en tu ombligo

la rosa blanca de tu cintura

atrapa mis dedos

bajo el trópico de plumas

bajo tu piel forrada de pétalos

que anulan el tiempo

y destrozan los relojes

apuntando siempre

al sur

donde las curvas infinitas

señalan los límites

de la breve proyección de tu vientre

antes de los labios

 

 

VIII

Tus caderas

son la rosa

con forma de gaviota

de nave encallada

en mis manos

una playa

cubierta de pétalos

donde el mar

se oye como tu nombre

y tiene el sabor

de las plumas transparentes

que derramas

sobre las olas

mientras susurras cada letra

de la palabra “cielo”

 

 

IX

Sobre mí

vuela la rosa de tus muslos

en donde se ocultan las noches

reposan las nubes del horizonte

y mis manos…

 

rosa ardiente

aromada de constelación

pintada con plumas

que transforma mis manos

en serpientes lamiendo el desierto

 

tus muslos

saltan bajo la luz deslumbrada

de mis dedos

                     agitándome

                     incendiándome el

                                              beso

 

 

X

Finalmente

se devela la suprema

la que siempre se dibuja

en cada espacio primitivo

detrás de mi pecho

 

y me asomo a la rosa

que es tu sexo descubierto

luego de la lluvia

y me hundo en ella

como se hunden en

            la arena

los pies desnudos

 

todas las rosas

son solo aquella

todos los instantes

se condensan

en aquel punto

desde el cual se inicia

          el océano

 

y es capturado

                     el beso

entregado

a la pequeña mordida

de las olas

sobre aquella gaviota

nadando en un cielo de agua

naranja

.